Recibe nuestra newsletter y entérate de todo en el mundo del deporte

Las bicicletas vuelven al velódromo

La pista de ciclismo cada vez suma más ciclistas. El Equipo Entrenamientos organizó actividades y competencias para todo público.

La imagen dolió y mucho a la comunidad ciclista: una estaca metálica que sostenía la carpa de un circo internacional estaba clavada en el medio de la pista del Velódromo Municipal de Montevideo. La foto que circuló no hace mucho tiempo atrás en las redes sociales causó repudió en los deportistas del pedal al ver su principal escenario utilizado, y dañado, por espectáculos de otra índole.

Los meses pasaron y, lentamente, el Velódromo –que suele ser escenario de shows musicales- fue recuperando la presencia de ciclistas de todas las categorías y edades. Grupos de entrenamiento comenzaron a utilizar el óvalo del Parque Batlle para realizar ejercicios y en el pasado mes de mayo El Equipo Entrenamientos organizó un evento competitivo de tres fechas.

“Buscamos darle un poco de vida al Velódromo, que sea un lugar para el ciclista”, contó a Activo Deportes Marcos Martínez, uno de los entrenadores de El Equipo. “Queremos que la gente lo conozca y sepa que es un lugar gratuito, seguro y súper eficiente para ejercitarse, sin los problemas del tránsito que hay en la rambla y tampoco de que, en el peor de los casos, te roben”, agregó.

En una primera etapa, la idea, que aún se mantiene, fue invitar al público en general sin importar su nivel o el tipo de bicicleta que tuviera. En ese momento, a los asistentes se les enseñó los distintos tramos de la pista y cómo es la forma de rodar en la misma.

“La gente respondió”, señaló Martínez. “No es sólo para ciclistas profesionales”, sostuvo. “Las autoridades del Velódromo quieren que haya actividades de ciclismo y nos dan una mano para mantener el lugar en el mejor nivel”, dijo el experimentado integrante de El Equipo, quien participó en la última Rutas de América con el Team Scott.

El siguiente paso fue realizar competencias para ciclistas más preparados, pero sin obligación de competir sólo con bicicleta de pista. La prueba que organizaron fue el Super Fast Track Competitivo, que consiste en una carrera de eliminación y scratch de20 vueltas, en las que los últimos clasificados van abandonando la pista hasta que haya un ganador.

Se hizo en tres fechas: 7, 14 y 21 de mayo. “En la primera hubo más de 50 personas entre todas las categorías”, destacó Martínez. “Se junta gente, y con más difusión van a haber más ciclistas que se acerquen”, agregó.

Velocidades altas y seguridad

Marcos Martínez contó su experiencia de pedalear en el Velódromo: “Lo que siento yo y todo el mundo es que se rueda a más velocidad. Se llega a velocidades mucho más altas que la rambla porque por la pintura de la pista hay un menor roce y se circula mejor. Rodás más rápido. Y lo otro es el tema de la seguridad. No hay autos ni nada, si te caes, te podés caer solo en el único caso. Y nadie te va a robar, como ha ocurrido en la rambla. La gente que hace el mantenimiento del Velódromo quiere que vaya gente con sus bicicletas, y eso también está bueno. Incluso van triatletas que entrenan en bici y corriendo y ensayan las transiciones”.

Los interesados en conocer actividades de El Equipo Entrenamientos en el Velódromo pueden seguir al grupo en su Facebook.

https://www.facebook.com/Elequipo-entrenamientos-1524326124510184/?fref=ts

¡Compartir por correo electrónico!