Recibe nuestra newsletter y entérate de todo en el mundo del deporte

Levadura de cerveza: conoce sus múltiples beneficios

La levadura de cerveza es un hongo que fermenta la malta. No contiene azúcares, únicamente proteínas, y aporta un sinnúmero de beneficios a nuestro cuerpo. Es fuente de energía, rica en vitamina B y, gracias a su contenido de ácidos grasos, nos ayuda a combatir el colesterol malo. Además, fortalece el sistema inmunológico.

Se trata de un suplemento nutricional súper completo pues contiene proteínas, cromo, potasio, hierro, magnesio, zinc, selenio, ácido fólico y casi la familia completa de la vitamina B: la única que falta es la B12.

Durante muchos años, la levadura de cerveza ha sido utilizada como un complemento alimenticio, no sólo para deportistas, sino para cualquier persona en general. A continuación te listamos algunos de los principales beneficios que este pequeño hongo puede aportar a tu salud:

 

Ver más

Termogénicos naturales para derretir grasa

Los beneficios del betabel para los atletas

Qué alimentos pueden comer los atletas celíacos

 

Beneficios de la levadura de cerveza

  1. Mejora el tracto digestivo. Te da el aporte necesario de fibra y suministra probióticos: ayudan a prevenir diarreas, síndrome del intestino irritable e incluso disminuye la intolerancia a la lactosa.
  2. Regenera y cicatriza. No sólo hablamos de la piel, también de los músculos. Esto se debe al aporte de biotina y zinc que contiene. Su función es activar la regeneración celular de los tejidos musculares y por ello se recomienda en deportistas de alto rendimiento.
  3. Recomendada para diabéticos e hipertensos. Debido a que es baja en sodio y no contiene azúcares, la levadura de cerveza sirve para compensar la sal y el azúcar en las dietas de diabéticos e hipertensos. Además. nos ayuda a controlar nuestra tensión arterial, manteniéndola en los niveles adecuados.
  4. Excelente fuente de antioxidantes. La levadura tiene un alto contenido de selenio, mineral conocido como antioxidante por excelencia. Nos protege contra enfermedades cardiacas, ya que es promotor en la producción de colesterol bueno y reduce el colesterol malo.
  5. Reduce la fatiga crónica. Su aporte mineral, vitamínico y protéico forma un complemento básico y ayudante en reducir el síndrome de fatiga crónica. Esto se debe a que sintetiza numerosas enzimas y acelera procesos químicos en nuestro cuerpo.
  6. Regula la glándula tiroidea. Nutriólogos expertos recomiendan el consumo de la levadura a aquellas personas que presentan casos de hipotiroidismo, ya que ayuda a ésta glándula a recuperar y normalizar sus funciones básicas.

 

¿Cómo se toma?

Existen diferentes presentaciones: en polvo, en copos o en pastillas. Aquí depende del gusto del consumidor. Por ejemplo, si la tomas en polvo, es un poco amarga. Si la consumes en copos, puedes usarla incluso como topping en tus ensaladas, sopas, guisados o incluso en malteadas saludables.

La dosis recomendada son dos cucharadas al día si la consumes en copos. Si decides tomarla en pastillas, lo normal es que ingieras cuatro al día. Sin embargo, deberás consultar el frasco y revisar con tu nutriólogo para no sobre vitaminarte.

¿Dónde se consigue?

La levadura de cerveza puede conseguir tanto en tiendas naturistas, o incluso ya en el supermercado, con una variedad de marcas orgánicas.

¡Compartir por correo electrónico!