Recibe nuestra newsletter y entérate de todo en el mundo del deporte

5 consejos para mejorar tu ritmo

La mayoría de los corredores queremos mejorar nuestros tiempos en carreras cada vez que competimos. La velocidad para nosotros es como una obsesión, por ello hacemos todo tipo de entrenamientos y mezclamos diferentes técnicas, con la finalidad de ser cada vez más veloces.

Pero para lograr mejorar nuestros ritmos de carrera, necesitamos hace un mix perfecto de factores tanto internos como externos. Esta pequeña biblia puede ayudarte a mejora tu pace:

  1. Llega al peso ideal. No estamos diciendo que debes ser un esqueleto para ser veloz, simplemente debes encontrar tu peso ideal para poder correr a un buen ritmo sin llevar tu cuerpo al extremo. Recuerda que cuando corremos, el impacto es el doble o triple de tu peso corporal. Estar más ligero, obviamente dentro de lo normal, hará que tu rendimiento sea mucho mejor y podrás aumentar tu velocidad. Aunque la pérdida de peso debe ser supervisada e inteligente, es decir, debes concentrarte en perder grasa y ganar músculo, para que tengas lo que realmente necesitas para aumentar fuerza y velocidad.
  2. Alimentación. Como ya se sabe, la alimentación es la base de todo. Debes siempre buscar a un experto que te guíe y haga tu dieta en base a los entrenamientos. Si un día vas a hacer series, por ejemplo, necesitarás un poco más de glucosa, por lo que tu carga deberá aumentar. Si entrenaras fuerza, tendrás que consumir más proteína. O si haces corridas largas, tendrás que ingerir una mayor parte de carbohidratos. Tus comidas deberán ser al menos cinco al día y deben respetarse los horarios de cada una. Haciendo esto, verás un verdadero cambio en tu rendimiento, pues contarás con la energía necesaria para cada sesión y, de la misma manera, para cada competencia.
  3. Descansa. El descanso es parte importante de cualquier entrenamiento. Para regenerar tus músculos y fortalecer tu mente y cuerpo, debes dormir lo suficiente. El descanso permite a tu cuerpo tener una mejor recuperación entre entrenamiento y entrenamiento. Es importante dormir tus siete horas (como mínimo), pero también es importante incluir días de descanso en el entrenamiento donde hagas cualquier actividad que no se relacione con correr. Por ejemplo: una clase de yoga, pilates, etc…
  4. Fortalece tu abdomen. Este debe ser una de las rutinas que nunca debes olvidar. El fortalecimiento del abdomen o core es esencial, pues es el conjunto de músculos que nos ayudan a dar zancadas más largas, a levantar más las rodillas, etc. Fortalecer esta parte del cuerpo no dará una mejor postura y con ello una mejor técnica. Si realmente quieres ser veloz, deberás tener un abdomen de acero.
  5. Mantente motivado. Este punto, aunque parece no ser tan importante, lo es. Ver videos que te motiven o leer un buen libro de corredores superdotados, va a mantener tu espíritu fuerte. Sobre todo en esos momentos en que nos cuesta trabajo completar una distancia o dar el extra. Descubre nuevos horizontes, formas de pensamiento e ideales, empapándote de cada historia que ves, lees o escuchas. Así, cuando estés a punto de bajar tu ritmo, recuerda cada cosa que viste y da el extra, ¡no te rindas!

 

Ver más

7 de junio: Día Mundial del Running

¿Cuál es la mejor edad para correr un maratón?

Betrue: La colección de Nike para apoyar a la comunidad LGBTQ

 

Sigue estos sencillos consejos y cuando menos te des cuenta, ya estarás corriendo entre los veloces, entre los de adelante, donde la adrenalina nunca falta y el corazón se acelera.

¡Compartir por correo electrónico!