Recibe nuestra newsletter y entérate de todo en el mundo del deporte

¿Estás triste? Empieza a correr

Correr nos aporta alegría; quien corre es más feliz, indica un informe

Esta nota es para aquellos que pensaban que la corrida no podría generar más beneficios. ¿Va a correr? Entonces, sepa que correr hace muy bien al cuerpo y la mente, mejorando el estado de ánimo, aliviando la tristeza y la depresión. Esto apunta a un reciente informe publicado en el Journal Cognition and Emotion: quienes corren espantan los males de la depresión y se ponen más felices.

Quienes corren espantan sus males

El estudio, realizado con 80 personas, ha probado cómo la práctica de ejercicio aeróbico moderado podría afectar la forma en que estas personas manejaban las emociones negativas. Las personas miraban a una triste escena de la película “The Champ” (The Champ, 1979) y luego se separaron en dos grupos: uno de ellos había corrido durante media hora y el otro había hecho estiramientos.

Los que corrieron, informaron sentimientos menos tristes después de 30 minutos de ejercicios en relación al otro grupo. ¿Conclusión? Quien corre es más feliz, y alivia la tristeza mucho más rápido que los que no practican ejercicio.

El sudor que hace sonreír

Este no es el único estudio que señala los beneficios del ejercicio para el bienestar psicológico. De acuerdo con el estudio de 2015 publicado en Journal Psychosomatic Medicine, quien corre (o practica otro deporte) siente emociones más positivas que aquellos que son sedentarios.

En la investigación, el estado psicológico de 1.000 participantes se evaluó mediante el análisis de la frecuencia y la intensidad de cuanto sentían unas 10 emociones positivas específicas (entre ellas, “interesado”, “orgulloso”, “animado”, “inspirado”). Todos ellos reportaron problemas cardíacos, e hicieron estudios al inicio de la investigación y después de cinco años, a efectos de comparación.

¿Adivinen qué es lo que descubrieron? Que quienes practican deportes (ir a correr, natación o ciclismo) sienten más emociones positivas que los que no son físicamente activos. Ellos también dormían mejor y eran menos propensos a fumar.

La carrera es buena para el cuerpo, para la mente y para el mayor bienestar. ¿Usted duda? ¡Sal a correr y cuéntanos lo que sentiste después!

Fuentes: Journal Cognition and Emotion,  Journal Psychosomatic Medicine

¡Compartir por correo electrónico!