Recibe nuestra newsletter y entérate de todo en el mundo del deporte

Consejos para correr en suelo mojado

Los deportes de calle y el piso mojado no deberían estar peleados, al contrario, ¿quién no ha disfrutado de un trote reparador después de un día de estrés bajo la lluvia? ¿O acaso no es divertido hacer series matadoras cuando está lloviendo? Si eres de los corredores que piensa que no, e incluso que puede resultar peligroso, te vamos a decir cómo disfrutarlo y cómo perder el miedo a entrenar acompañado de un pequeño aguacero.

Sabemos que lo que más nos preocupa es resbalarnos y caernos, o peor aún, hacernos un tirón o un desgarre que nos deje fuera de las pistas y nos aleje de nuestro objetivo. Lo cierto es que cuando el piso está mojado, la probabilidad de hacernos daño crece exponencialmente. Sin embargo, si queremos hacernos unos corredores “todo terreno”, debemos prepararnos para cualquier imprevisto, sobre todo, porque no sabemos realmente cómo estará el clima el día de nuestra competencia. Y a menos que sea un lugar donde el clima es “predecible”, tendrás que estar preparado para cualquier cambio inesperado.

Pero no sufras de más, en este espacio te vamos a dar algunos consejos para evitar cualquier accidente si llueve mientras estás corriendo:

1. Evita pisar los charcos. Esta es una regla de oro. Los charcos pueden ser engañosos. Realmente nunca sabemos qué tan profundos son, así que mejor trata de darles la vuelta y a menos que no se pueda, baja la velocidad y pásalo caminando, tratando siempre de sentir el fondo del mismo.

2. Baja la intensidad de la carrera. Este es por mucho el consejo más difícil de seguir, sobre todo cuando estás compitiendo, pues no quieres bajar el ritmo y poner en riesgo tu objetivo. Pero piensa esto: carreras y revanchas tendrás muchas, ninguna vale la pena (a menos que vivas de esto) como para ocasionarte una lesión que te aleje de tu pasión por un tiempo.

3. Procura vestir ropa llamativa. Siempre que vayas a entrenar, usa ropa con colores llamativos, de esta manera, ya sea por la lluvia o porque anochece, los conductores podrán verte. Así disminuyes el riesgo de sufrir un accidente grave.

4. Usa ropa ligera. Aunque traigas una sudadera (buzo) o una chamarrita (camperita), trata que sea ligera, pues al paso del tiempo el agua hará que te pese demasiado, además que te puede provocar algunas rozaduras.

5. Usa gorra. Este accesorio que a muchos de nosotros nos parece tan estorboso, puede ser tu mejor aliado cuando se trata de lluvia. Lo más importante es mantener siempre la visibilidad en tu camino: la gorra puede ayudarte a mantener el rostro seco, pero sobre todo a que puedas ver más allá y librarte de charcos, piedras, baches y cualquier otra cosa que se te atraviese en el camino.

6. Hidrátate. Recuerda que la hidratación de tu cuerpo es independiente a la de tu organismo, aunque no sientas sed e incluso sientas frío, no significa que estás hidratado. Bebe agua durante tu entrenamiento, no dejes que tu cuerpo sienta sed, porque si eso pasa, significa una cosa: te estás deshidratando.

7. De ser posible, usa tenis que sean “todo terreno”, así siempre podrás estar más seguro, pase lo que pase con el clima.

No permitas que un cambio de planes en el clima te haga desistir de tus objetivos. Adáptate a cada cambio, aprende a convivir con la naturaleza y conviértete en un corredor todo terreno.

 

Ver más

Los beneficios del vino en los deportistas

Técnicas para aprender a respirar correctamente

Tengo asma, ¿puedo practicar running?

¡Compartir por correo electrónico!