Recibe nuestra newsletter y entérate de todo en el mundo del deporte

¿Es bueno correr antes de una competencia?

Foto: correr antes de una competencia

El momento llegó, entrenaste durante mucho tiempo para tu competencia, hiciste todo lo que te indicó tu entrenador, tu nutrióloga, masajes deportivos… En fin, ¡está todo listo! Vas a recoger tu paquete, tienes la emoción a flor de piel y los nervios a mil por hora a la espera de tu gran día. Y entonces llega a tu mente esa pregunta que todos los atletas principiantes tienen el día previo: ¿debo correr hoy a un día de mi competencia? Te lo preguntas porque, obviamente, quieres llegar descansado, no lastimarte o simplemente porque no estás seguro de que sea o no lo adecuado. Correr antes de una competencia, todo un tema…

Déjame decirte que la respuesta es sí y aquí te enlisto las razones y los beneficios de hacerlo:

  • Afloja las piernas. Realizar un trote ligero te permitirá aflojar las piernas y hacer que tu sangre fluya correctamente. De esta manera, al momento de competir, sentirás un poco más fluido tu ritmo.
  • Calman el nerviosismo y la ansiedad. Muchos corredores, cuando están iniciando, se ponen demasiado nerviosos el día previo a su competencia, sienten incluso ansiedad por estar ya en la línea de salida. El realizar un trote de máximo 20 minutos te ayudará a bajar bastante esa ansiedad y sobre todo a disfrutar de cada momento haciendo lo que más te gusta.
  • Rendirás mejor. Sí, leíste bien, aunque muchos corredores principiantes piensen que se cansarán, o que van a reducir su rendimiento. Cuando realizaste tu entrenamiento de manera correcta, seguiste todas las instrucciones de tu entrenador, llegas sano, es decir, sin lesiones, etc, este trote no tiene por qué afectar tu rendimiento. Al contrario, te ayudará a que el día siguiente llegues mucho más seguro y sobre todo fuerte para tu competencia.

 

Ver más

¡Corredor de 99 años vence a otro de 92 por 5 centésimas!

¿A qué hora es mejor correr?

¿Cómo sabemos si estamos sobreentrenando?

 

¿Cuál es la forma correcta de realizar este entrenamiento previo a tu gran día?

Como lo comentamos anteriormente, deberás hacerlo de manera inteligente, estratégica y sobre todo cuidadosa.

  • Duración. Esto es lo más importante de este entrenamiento: no deberás exceder los 25 minutos. Pero recuerda, mientras más larga sea la distancia de tu competencia más ligero deberás realizar el trote. Así que no te fijes en la distancia que recorres ni en el ritmo, simplemente trota y disfruta el paisaje o la compañía. Ve pensando y visualizando tu llegada a la meta y piensa en todas las cosas por las que estarás ahí el día siguiente alcanzando esta meta.
  • Ritmo. Recuerda: como lo hemos mencionado, debe ser muy bajo, en el que puedas platicar cómodamente, que no te genere ningún esfuerzo extra, que sea un momento de calidad y relajamiento para ti y tus piernas.
  • Estírate bien. Este punto es súper importante para que llegues entero al día siguiente. Ya que tus músculos estarán calientes, podrás estirarte cómodamente, así que aprovecha este momento para respirar profundamente en cada estiramiento, relájate, profundiza en cada movimiento y, sobre todo, concéntrate en tu gran día.

Ahora que sabes los beneficios de hacer un entrenamiento ligero antes de tu competencia, relájate, descansa, visualiza la forma en la que quieres llegar a la meta y prepárate para disfrutar cada kilómetro de tu gran día.

¡Compartir por correo electrónico!