Recibe nuestra newsletter y entérate de todo en el mundo del deporte

Gripa, ¿cuándo puedo regresar a entrenar?

¿Estuviste en cama y severamente enfermo de gripa o alguna enfermedad que comprometía tu sistema respiratorio, pero ya te han dado de alta y quieres regresar cuanto antes a entrenar para “recuperar lo perdido”? Primero que nada, déjame decirte que lo que no se entrena, no se recupera, así que saca de tu mente esa idea. Segundo y muy importante es que sepas que el regreso a las pistas deberá ser gradual. Sí, como lo lees, nos guste o no, debe hacerse poco a poco para cuidar nuestros pulmones y sobre todo para no recaer.

Sabemos que estás desesperado por no haber podido sacar toda la energía que tienes, pero también es importante que escuches a tu cuerpo y lo vayas llevando paulatinamente a un estado óptimo para volver a entrenar al 100%. Lo que deberás hacer es retomar con una rutina mucho más leve de lo habitual, que vaya elevando tu frecuencia cardíaca poco a poco y acostumbres a tus pulmones de nuevo a trabajar fuerte. Lo recomendable es que comiences con ejercicio aeróbico leve, como elíptica, bicicleta, sentadillas, clases de yoga, estiramiento y muchas planchas, que aunque no lo parezca, nos elevan la frecuencia cardíaca bastante como para forzar a nuestros pulmones a retomar.

Recuerda que el ejercicio moderado nos ayuda a fortalecer nuestro sistema inmunológico, así que lo mejor será retomar la actividad de manera gradual. En tu caso específico, que vienes regresando de una enfermedad respiratoria, lo que más te ayudará será entrenar al aire libre, para asegurarte que ningún germen atacará tu sistema respiratorio. Comienza caminando unos 30 minutos al día, luego trotando y finalmente corriendo; así llevarás de manera gradual a tu cuerpo y cuando menos te des cuenta, ya estás corriendo al ritmo acostumbrado y sin toser o simplemente sin tener que pararte a limpiarte la nariz.

Para aprovechar el tiempo, puedes hacer ejercicios de fortalecimiento, ya sea de piernas, abdomen o en general de las partes que consideres que necesitan ser reforzadas.

Ya lo sabes, regresa de forma gradual y no te desesperes. Es mejor correr 100% sano, que estar recayendo por desesperado.

Ver más

Mejora tus tiempos fortaleciendo la cadera

Consejo del especialista: ¿Puedo correr todos los días?

Crioterapia, ¿qué es y cómo funciona?

¡Compartir por correo electrónico!