Recibe nuestra newsletter y entérate de todo en el mundo del deporte

Pros y contras de los masajes deportivos

Hemos hablado mucho sobre la importancia de los masajes deportivos y la frecuencia con la que hay que realizarlos. Sin embargo, nunca hemos hecho un análisis profundo de los pros y los contras de esto. Hay muchas buenas razones por las que un masajista es parte esencial del equipo de cuidados de los corredores de élite. A pesar de lo dolorosos que pueden ser, después de realizados nos dan una sensación de alivio enorme, además de que ayudan a relajarte y, en cierto sentido, es como un premio por el esfuerzo realizado.

Se dice que los masajes nos proporcionan una gran variedad de beneficios, como mejorar la circulación, sacarnos el ácido láctico, aliviar el dolor o liberarnos de cualquier contractura o tensión muscular. Sin embargo, la ciencia no había determinado realmente las bondades reales o totales de los masajes, hasta ahora que investigaciones recientes diferencian lo que es cierto de lo que no:

  • La ciencia no cree en todo lo que se dice de los masajes. Por ejemplo: no hay forma ni física ni psicológica de sacar el ácido láctico o las toxinas de tus músculos. Realmente lo que sucede con los masajes es que reducen la tensión, remueve las adhesiones que se hacen en las fascias de los músculos, lo que conlleva a una relajación muscular que produce esta sensación de bienestar, sobre todo entre corredores principiantes.
  • El descubrimiento más importante fue que el masaje sí ayuda a la recuperación de los atletas. En un estudio publicado en el Journal of Athletic Training y el British Journal of Sports Medicine, se descubrió que el masaje después del ejercicio reduce la intensidad del dolor muscular y ayuda a disminuir la sensación dolores en las articulaciones después de haber corrido un maratón. Otros estudios dicen que te ayuda a reducir la inflamación muscular, o a incrementar el número de linfocitos o glóbulos blancos y disminuye los niveles de cortisol. Se ha detectado que los masajes ayudan a disminuir el riesgo de enfermedades crónicas asociadas con la tensión muscular, tales como infarto al corazón e incluso la prevención de cáncer.
  • Ayudan a los corredores a aguantar entrenamientos mucho más pesados, ya que la recuperación es más rápida y menos dolorosa.
  • Son recomendados para que el atleta alcance mejores marcas, rinda más y esté más fuerte y preparado para las jornadas más intensas.
  • Te ayudarán a sentirte en un balance casi perfecto y a prevenir cualquier problema crónico.
  • Es altamente recomendado en corredores principiantes, ya que alivian el dolor, aceleran la recuperación, propiciando que el corredor se apegue mucho más al deporte.
  • Si no tienes forma de que un masajista te atienda, usa los rodillos de espuma y date un masaje leve, sin presionar demasiado, para que ayudes a tus músculos a recuperarse rápidamente. Otro tip: usa pelotas de tenis, rodándolas sobre tus piernas y con la planta de tus pies; así evitarás guardar contracturas y evitarás la tensión muscular. Hazlo siempre con cuidado y de preferencia bajo la supervisión de algún profesional.
  • Es súper importante saber la intensidad del masaje, para que realmente te ayude y no te lesione. Lo más recomendable es buscar a un profesional. Ojo: si recibes un masaje mal hecho, ten por seguro que obtendrás una lesión que te puede dejar fuera de las pistas por mucho tiempo. Por eso insistimos en la ayuda de un profesional.
  • Debes realizarlos al menos una vez al mes. No debes recibir un masaje el día o la noche antes a una competencia, de hacerlo, corres el riesgo de lesionarte gravemente. ¿Por qué? Sencillo: estás dejando a tus músculos sumamente relajados y listos para descansar. Si al día siguiente les exiges, generarás un estrés y una tensión que te llevarán a una lesión grave o, incluso, a un desgarre.
  • Busca la técnica de masaje que más te ayude. Hay masajes con palos, con ventosas, con piedras. Trata de encontrar la técnica que te funcione más y te ayude con la recuperación.

No lo olvides: el masaje es parte importante de tu entrenamiento y tu recuperación. Ponte en manos de los expertos y procura hacerte uno, por lo menos una vez al mes.

¡Compartir por correo electrónico!