Recibe nuestra newsletter y entérate de todo en el mundo del deporte

¿Nervios pre competencia? ¡Combátelos!

Los nervios pre competencia son súper normales y hasta en cierto punto habituales. Esto sucede porque nos preparamos tanto para cierta carrera que queremos que ya llegue el momento de cumplir nuestro sueño y culminar nuestra meta.

Por supuesto esto incluye el deseo de que todo salga a la perfección. Es decir, entrenamos a tope, llevamos una alimentación que nos permite estar al 100% fuertes y sanos, sacrificamos una que otra fiesta para no desvelarnos y conservar nuestro descanso… En fin, hicimos demasiado para ese momento.

De pronto, la noche anterior simplemente no podemos dormir, pues es tanta la emoción que la adrenalina nos invade a tal grado que no podemos pegar ojo y dormir plácidamente.

Para que esto no te afecte, te vamos a dar algunos consejos que te ayudarán a combatir los nervios y lograr descansar, relajarte y llegar perfecto a cumplir tu objetivo.

1. Reduce la presión. Normalmente vas por lograr un tiempo determinado en tu competencia, y sucede que justo la noche anterior comienzas a preguntarte si realmente serás capaz de lograrlo, de demostrarle a tu entrenador, a tu equipo, de qué estás hecho. ¡No te presiones de más! La competencia es tuya y el resultado también. No tienes que demostrarle nada a nadie, es un regalo por ti y sólo para ti. El momento es tuyo y debes disfrutar cada paso que des, sin presiones, sólo con satisfacción. Estás ahí y eso es todo lo que debes saber.

2. Entrena tu mente. Recuerda todas las veces que hiciste una distancia, cuando corriste en la montaña, en la calle, en el bosque; piensa en todas esas cosas que te motivan a seguir adelante, que te ayudan a dar un paso más, que te recuerdan la razón por la que quisiste hacer esto. Recorre mentalmente el camino de tu competencia y visualízate cruzando la meta. ¿Cómo quieres que sea ese momento? Repítelo en tu mente y tráelo a ella cada vez que necesites sentirte seguro.

3. Respira profundo. Intenta relajarte, recuéstate boca arriba y con los ojos cerrados, respira hondo y profundo. En cada inhalación piensa todo lo bueno que te llevas en este momento, en todo aquello que quieres que te acompañe durante tu carrera. Cuando exhales, saca los nervios y todo aquello que te quita la paz. Hazlo todas las veces que sea necesario y cuando menos te des cuenta, ya estarás durmiendo.

4. Relájate. El día anterior a la competencia trata de pasarlo tranquilo, ya no hables de correr. Disfruta cada momento. Come ligero, haz una clase de yoga. A mucha gente le funciona ver una película que los motive para darlo todo el día siguiente.

5. Realiza un mantra de poder. Muchos atletas de alto rendimiento lo hacen. Tu mantra deberá ayudarte a sentirte fuerte, seguro y sobre todo a motivarte a dar lo mejor de ti. Un mantra debe ser corto pero contundente, debe ser positivo, enérgico e imperativo, es decir, debe llevarte a ese lugar de éxito con el soñaste todo tu entrenamiento.

Con estos sencillos tips lograrás llegar tranquilo al gran día, relajado y completamente seguro de que lograrás tu meta. Recuerda: el trabajo ya está hecho, sólo falta ir por esa medalla. ¡Disfruta tus kilómetros!

 

Ver más

10 cosas que no sabías de tu pulsómetro

Qué tan caro es correr

Nike Unlimited Stadium: una pista ultra moderna en Filipinas

¡Compartir por correo electrónico!