Recibe nuestra newsletter y entérate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Entrenamiento militar: la nueva opción de los atletas de élite

Durante mucho tiempo, los militares han desarrollado un tipo de entrenamiento riguroso que se basa en la tenacidad del ejercicio en situaciones extremas y, a la vez, en la búsqueda constante del fortalecimiento mental. Ahora, los atletas de élite comienzan a mirar con otros ojos el entrenamiento militar

Es más, Greg Glassman, creador del CrossFit, esa modalidad que se expande en el mundo entero a pasos agigantados, empezó a usar esta técnica para el adiestramiento de militares, marines y bomberos en la década de los noventa, en Estados Unidos.

De ahí en más, los grupos de fuerzas especiales fueron adaptando, modificando y, por qué no, complicando los entrenamientos.

Es así que el entrenamiento militar se sostiene sobre las bases de la resistencia, la fuerza y la velocidad. Empujar al cuerpo y a la mente a los límites, esa es la principal función. Estos elementos son indispensables en la mayoría de las rutinas de los atletas. Claro, la intensidad varía de acuerdo a los objetivos y al tipo de profesional.

 

Ver más

Cómo ejercitar el glúteo medio, el músculo desconocido

Mira las fotos de estos hombres antes y después del crossfit

Qué ejercicios queman más calorías que el running

 

La selección inglesa, al servicio militar

Uno de los primeros casos de profesionales que se sometieron al entrenamiento militar fue el de la selección inglesa de futbol. El entrenador Gareth Southgate decidió que su plantel se quedaría en el Centro de Entrenamiento del Comando Real de los Marines.

“Queríamos venir y poner a los chicos en un ambiente diferente, algo que no esperaban”, comentó Southgate cuando se reveló que los ingleses habían entrenado en este tipo de condiciones, lo que generó cierto revuelo en el ámbito deportivo.

Thiem, en la profundidad de los bosques

El mundo del tenis también se sumergió en esta práctica. Dominic Thiem, austriaco de 23 años y puesto siete del ránking de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP), se entrenó con Sepp Resnik, pentatleta militar y destacado atleta Ironman. Aquello sucedió cuando Thiem tenía 19 y la recompensa fue ingresar al top 10 del ránking ATP.

Thiem tuvo que realizar un duro entrenamiento diario, que se iniciaba a las 3 de la mañana. El tenista debía recorrer 15 kilómetros por un bosque, realizar ejercicios con ropa mojada, levantar troncos de 25 kilos, entre otros desafíos. Con esto, se consiguió corregir el ingreso de oxígeno al cuerpo de Thiem, aseguró Resnik al sitio Tennis Frontier.

Para los civiles también existen grupos que aplican este conocimiento de entrenamiento militar. En Latinoamérica se han bautizado como Boot Camp.

¡Compartir por correo electrónico!