Recibe nuestra newsletter y entérate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Alimentos que curan

Todos quienes nos dedicamos a un deporte estamos expuestos a sufrir algún tipo de lesión. Las razones pueden variar: exceso de entrenamiento, acumulación de ácido láctico o, simplemente, por la carga de kilómetros que llevamos en las piernas y el cuerpo. A continuación, una relación de alimentos que curan:

Podemos ayudar a nuestro organismo a la pronta recuperación si nos alimentamos de forma adecuada. También, incluso, si agregamos algunos suplementos a nuestra dieta diaria.

Cloruro de magnesio

Este complemento es utilizado por deportistas de alto rendimiento. Sirve para la recuperación muscular y ayudar a optimizar el rendimiento. El magnesio acelera el proceso de recuperación muscular después de una carga fuerte de trabajo, o bien de una lesión.

En términos más médicos, el cloruro de magnesio actúa en la transmisión neuromuscular, la contracción muscular y la presión sanguínea. La falta de este componente puede desencadenar arritmias cardíacas.

Una de sus propiedades es la de desacoplar los iones de calcio en las fibras musculares, cuando éstas se contraen demasiado. Es decir, ayuda a la relajación muscular y devuelve al músculo el tono base apropiado.

Por todo lo anterior, la ingesta de este suplemento es un excelente medio de recuperación para después de entrenamientos intensos, como carreras de velocidad. Incluso mejora la respuesta de los pulmones después de una sesión de ejercicios aeróbicos fuerte.

Puedes encontrar el magnesio de forma natural en legumbres, granos enteros, frutos secos, almendras, brócoli y aguas mineralizadas.

La dosis recomendada, dependiendo del grado de intensidad de ejercicio que se realice, va de los 5 a los 400 mg al día. Es importante que un especialista te lo recete.

Antioxidantes

Son sustancias químicas que nos ayudan a detener el daño causado por los radicales libres. Pueden llegar a revertir alguno de los problemas causados. Nos ayudan a tener un sistema inmunológico más fuerte y nos mantienen jóvenes, pues combaten el proceso de envejecimiento.

Los antioxidantes los obtenemos de forma natural en frutos secos como los arándaros; frutos rojos como las fresas, moras, frambuesas, blueberries; en raíces como el jengibre; vegetales como el brócoli o el jitomate, y en algas como la espirulina.

 

Ver más

Té matcha, ¿el nuevo superalimento?

Moringa, la proteína verde que está ganando terreno

Incluir el chocolate en tu dieta está permitido (con condiciones)

 

Colágeno

El colágeno hidrolizado es utilizado como regenerador del cartílago. Este suplemento forma la estructura de los tejidos del sistema locomotor, en especial de los ligamentos, tendones y cartílagos, además de proteger y mejorar nuestra piel.

Este suplemento se consigue en farmacias especializadas, ya sea en forma de polvo o gel. De forma natural, lo obtenemos del tuétano y en gelatinas.

Omega 3

Son un tipo de grasas poliinsaturadas, que se consideran esenciales debido a que el cuerpo no los produce de forma natural. Sus beneficios van más allá de una regeneración muscular, pues ayuda a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, cerebrovasculares, reduce el colesterol y previene el cáncer.

Este complemento se encuentra de forma natural en pescados como el salmón o las sardinas. También en las nueces, semillas de lino, frutos secos, aceite de canola y girasol. También puedes conseguirlo en farmacias especializadas o tiendas de suplementos vitamínicos.

Vitamina C

Nos ayuda a absorber mejor el hierro, lo cual evita situaciones de anemia. Es antioxidante, reduce la fatiga, fortalece nuestro sistema inmunológico y nos da la sensación de tener más energía.

Se puede consumir en pastillas o bien en alimentos como la naranja, las fresas, el limón o el kiwi, entre otros. La dosis recomendada es de 60 mg por día.

No olvides incluir estos suplementos en tu dieta diaria y así ayudarás a tu cuerpo a recuperarse más rápido, o incluso podrás salvarte de sufrir alguna lesión. Recuerda siempre consultar con un especialista antes.

¡Compartir por correo electrónico!