Recibe nuestra newsletter y entérate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Alimentos integrales: mentiras y verdades sobre su consumo

Si vives en la duda de comprar alimentos tradicionales o integrales, aquí te contamos cuáles son algunas de las verdades sobre sus ventajas y qué mitos rondan entorno a ellos. 

Por ejemplo, para los que consumen productos naturales, algo que cuesta entender es por qué los alimentos integrales cuestan más caros, si no pasan por ningún tipo de modificación industrial.

También existen dudas sobre sus beneficios reales para la salud. El hecho de que sean naturales es una garantía de que mantienen más fibras y minerales y que, por eso, proveen más nutrientes que los alimentos tradicionales, que pasan por distintas etapas de procesamiento.

Los integrales son más nutritivos que los refinados

Verdad. Al no ser refinados, mantienen la integridad de sus componentes, incluyendo las cáscaras, donde hay mayor concentración de minerales (hierro, fósforo, magnesio y zinc) y vitaminas (principalmente del complejo B).

Además, contienen más fibras, proteínas y ácidos grasos, trayendo innumerables beneficios a la salud.

 

Ver más

10 alimentos prohibidos para corredores

Dietas low carb pueden perjudicar tu rendimiento

Hidratos de carbono: tips para elegir los mejores y saber sustituirlos

 

Te ayudan a perder peso

Verdad. Los alimentos fibrosos son fundamentales para adelgazar, ya que una vez en el estómago aumentan siete veces su volumen, por lo que comeremos menos debido a la sensación de saciedad.

Esto se debe a que el almidón y las fibras presentes en los cereales, se digieren más lentamente que otros tipos de carbohidratos.

Sin embargo, nada funcionará sin el agua, que ayuda a la fibra en la formación de materia fecal. Por eso, no esperes a sentir sed, toma más líquidos durante todo el día.

Son menos calóricos

Mentira. Los alimentos integrales poseen prácticamente la misma cantidad de calorías que los refinados, y muchas veces presentan un valor calórico mayor al de éstos últimos.

Sin embargo, al sentirnos saciados con una porción menor, los ingerimos en menor cantidad.

Son muy recomendados para atletas

Verdad. En general sí, considerando que una cucharada de sopa de harina integral tiene casi seis veces más magnesio que una de harina blanca.

La escasez de este mineral perjudica directamente a los corredores. El magnesio regula la transmisión de los impulsos nerviosos y ayuda a una contracción muscular normal durante los entrenamientos.

También es importante para la salud de los huesos, ayudando a fijar el calcio, y combinado con ejercicios de impacto, como el running, aleja el fantasma de la osteoporosis.

Hay que comer sólo alimentos integrales

Mentira. Su consumo en exceso puede perjudicar la salud de algunas personas, especialmente de ancianos y niños. Según la OMS, un adulto debe ingerir entre 20 y 30 gramos de fibra diariamente. Se calcula que el 90% de las personas no lo logra. En estos casos, los alimentos integrales pueden ser un buen aliado.

Pero cuando el consumo es excesivo los fitatos, sustancias presentes en las fibras de los integrales, pueden limpiar el intestino de algunos nutrientes preciosos, como el calcio, el hierro y el zinc, entre otros.

excluir cat: , desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!