Recibe nuestra newsletter y entérate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

5 maneras de acelerar el metabolismo

No es casualidad que muchas personas empiezan a correr para eliminar los kilos de más: la actividad física ayuda a acelerar el metabolismo.

Esto es porque, en funcionamiento, aumenta la absorción de oxígeno por la activación del músculo, lo que incrementa el gasto calórico.

Aun así, todavía se pueden perder más calorías utilizando estrategias sencillas. Tenemos una lista de cinco maneras de acelerar el metabolismo para eliminar de una vez por todas los kilos no deseados.

 

Ver más

Dietas low carb pueden perjudicar tu rendimiento

Alimentos integrales: mentiras y verdades sobre su consumo

Agua de coco: 6 razones por las que tomarla como hidratante natural

 

Tips para acelerar el metabolismo

1. No te olvides del desayuno

Probablemente ya escuchaste que el desayuno es la comida más importante del día. Muchas personas no se preocupan por él y se lo saltan, por falta de tiempo o porque no les gusta comer nada cuando se despiertan.

Si esperas hasta el almuerzo para comer algo, tu cuerpo entiende que estás ayunando y envía la información al cerebro, lo que hace que tu metabolismo se vuelva lento.

Trata de, al menos, comer algo rápido, como cereales, crema de cacahuate en una tostada o fruta. Y hay más: recuerda que, al tomar el desayuno, es más probable que quemes calorías (durante la carrera, por ejemplo).

2. Invierte en té verde

Es un gran aliado para acelerar el metabolismo. Los antioxidantes que se encuentran en el té verde pueden hacer que el cuerpo pierda calorías.

Además tiene cafeína, una característica bien conocida y ampliamente utilizada para activar el metabolismo.

Para el corredor es una gran opción, ya que ayuda a retrasar la fatiga y mejorar el rendimiento. Pero es importante cuidar de su ingesta exagerada para no tener irritación del tracto gastrointestinal.

3. Todas las comidas

El cuerpo tiene un mecanismo de supervivencia que ahorra calorías cuando te quedas mucho tiempo sin comer. Al saltarte las comidas, tu metabolismo se ralentiza para evitar que aparezca el hambre.

¿Cómo evitar el problema? Come cada tres horas. Puedes apostar a aperitivos durante las comidas principales, que también te harán sentir menos hambre en el momento de la alimentación.

La adopción de esta estrategia también ayuda a mantener altos niveles de energía durante todo el día.

4. Pon siempre una proteína en tu plato

El cuerpo tiene que trabajar duro para digerir los alimentos que ingieres. Lo bueno de eso es que tu metabolismo se acelera en respuesta a ese trabajo.

Sin embargo, cuando se come proteínas, el aumento del metabolismo es algo mayor que cuando se compara con el consumo de hidratos de carbono o grasas.

Por supuesto, esto no significa que debes cambiar a una dieta solamente de proteínas, ya que los carbohidratos son la principal fuente de energía para los corredores.

Aún así, intenta incorporar proteínas magras en la mayoría de las comidas. Pescado, carne roja magra, pollo sin piel, pechuga de pavo, yogur bajo en grasa, leche descremada y huevos son alternativas saludables.

5. Sigue corriendo

Como se ha dicho, realizar alguna actividad física es una gran manera de acelerar el metabolismo. Por ello, sigue apostando por tu formación en marcha normalmente.

Y trata de mantenerte en movimiento tanto como te sea posible durante el día. Si pasas mucho tiempo sentado durante la jornada laboral, recuerda moverte un poco y camina todo lo que puedas.

¡Compartir por correo electrónico!