Recibe nuestra newsletter y entérate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Moringa, la proteína verde que está ganando terreno

Pocos han oído hablar de una planta llamada moringa. Según especialistas, puede ser considerado un descubrimiento barato y revolucionario.

Originario de Asia y África, el árbol de hasta 12 metros de altura funciona como cura contra la malaria y los dolores de estómago. También tiene un alto valor nutritivo, con una excelente composición de proteínas, vitaminas y sales minerales.

A la moringa se le está empezando a llamar “el árbol de la vida” por sus entusiastas. Entre ellos está el doctor Howard Fisher, autor de 17 libros sobre salud, practicante de medicina natural y especialista en anti-envejecimiento.

En su libro Moringa Oleifera: Magic, Myth or Miracle, el médico detalló algunos estudios científicos y descubrimientos sobre los beneficios para la salud de esta planta.

Beneficios

Son muchos los nutrientes, antioxidantes y antiinflamatorios que este árbol contiene. La moringa tiene tanta proteína como cualquier otra fuente animal y contiene todos los aminoácidos esenciales. También es rica en calcio, hierro, vitamina A, vitamina C, vitaminas del complejo B, potasio, omegas y zeatina, hormona vegetal que actúa contra el envejecimiento.

Alrededor de 100 gramos de hojas frescas pueden suplir las necesidades diarias de calcio, cerca del 80% de las necesidades de hierro y la mitad de las proteínas necesarias. Algunos especialistas dicen que tiene capacidad alcalinizante y puede ser base para diversos tratamientos: cáncer, depresión, Alzheimer, epilepsia, diabetes, inflamaciones, obesidad, reumatismo, dengue e incluso SIDA.

Investigadores concluyeron que, comparada gramo por gramo con otros productos, la moringa posee siete veces más vitamina C que la naranja, cuatro veces más vitamina A que la zanahoria, cuatro veces más calcio que la leche de vaca, tres veces más hierro que la espinaca y tres veces más potasio que el plátano. Y más: la composición de su proteína muestra un equilibrio excelente de aminoácidos esenciales.

Proteína vegetal

La proteína más abundante del planeta es la de origen vegetal. Sin embargo, la calidad nutricional de una proteína está relacionada a su digestibilidad y a su capacidad de satisfacer las necesidades de aminoácidos esenciales (aquellos que necesitamos ingerir porque el cuerpo no los produce) para la síntesis proteica.

Esa calidad varía de acuerdo con la fuente proteica, con los tratamientos utilizados en el procesamiento del alimento y con las interacciones con otros componentes de la alimentación.

La digestibilidad puede variar de acuerdo a la fuente y preparación de la proteína vegetal. Puede ser tan alta como la animal en algunos alimentos, como es el caso de la moringa. La ingestión de los aminoácidos esenciales puede ser utilizándose sólo las proteínas vegetales o con una combinación de ellas con las animales (huevos, leche y queso).

 

Ver más

Incluir el chocolate en tu dieta está permitido (con condiciones)

Top 10 carbohidratos para corredores

Consumo de fibra: ojo con los excesos

 

Cómo consumir

La moringa puede ser consumida en té, en polvo o vía cápsulas vegetales. El sabor es bastante fuerte, por lo que aconsejamos mezclarla en polvo con licuados, jugos u otras recetas saludables. Las hojas pueden ser consumidas cocidas en sopas, guisados y platillos variados.

Las hojas y los tallos pueden secarse y ser usados como condimentos. La vaina puede usarse verde y fresca y tiene sabor parecido al del chícharo cuando se coce. Las semillas pueden comerse tostadas y cocidas con sal, teniendo un sabor similar al de los garbanzos. Las flores pueden usarse en ensaladas, y son fuente importante de néctar para las abejas.

Moringa: también puede filtrar el agua

Esta planta esconde todavía una sorpresa más: debido a una composición de aceites y proteínas que existe en las semillas, cuando son trituradas y mezcladas con agua turbia y no potable, pasa lo inimaginable: el agua se limpia. ¿Cómo pasa esto? El polvo de las semillas posee la propiedad de atraer arcilla, sedimentos y bacterias que van al fondo del recipiente, y deja el agua clara y potable.

En la edición de 2016 de la Google Science Fair, estudiantes del mundo entero fueron invitados a usar sus habilidades en la ciencia, ingeniería y tecnología para desarrollar un proyecto que fuera positivo para el planeta. Los ganadores de la competición fueron dos brasileños que diseñaron el proyecto “Semilla mágica: transformando agua contaminada en agua potable“.

El proyecto presentó la semilla de la moringa como una buena solución para el problema de contaminación de las aguas al ser un coagulante natural, viable y también biodegradable, además de poseer también propiedades antimicrobianas, destacándose de los coagulantes inorgánicos, como el sulfato de aluminio.

(FuentesNational Institutes of Health, ONUGoogle Science Fair)

¡Compartir por correo electrónico!