Recibe nuestra newsletter y entérate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Burundi: el misterio de la nación africana donde está prohibido correr

El continente negro tiene a los mejores fondistas del mundo. África es la cuna de atletas como Wilson Kipsang, Eliud Kipchoge, Dennis Kimetto o Paul Tergat, de Kenia; o como Haile Gebrselassie, Kenenisa Bekele o Tamirat Tola, de la vecina Etiopía.

Hasta los últimos Juegos Olímpicos, el tercer continente más grande del mundo había acumulado 104 medallas de oro, 125 de plata y 141 de bronce. Un total de 370 obtenidas entre Atenas 1896 y Río 2016.

Un dato demuestra la eficiencia de Kenia y Etiopía en las pruebas de fondo. Ambos países acumulan 141 preseas, casi la mitad del total.

Todos estos datos ingresan en una enorme paradoja, pues en varios países africanos está prohibido correr. Hace varios días sorprendía el caso de Sierra Leona, pero ésta no es la única nación en donde pasa esto: en la República de Burundi no se puede practicar esta beneficiosa actividad.

Burundi es una nación que creció con el sonido de las balas como música de fondo. Abatida y golpeada por dos grandes guerras civiles (1970 y 1990), el pequeño país no encuentra paz en el gran continente africano.

 

Ver más

Ezequiel Gracida, corriendo hacia la libertad

6 consejos para que puedas correr por más tiempo

¿Un vicio? Descubre por qué correr da tanto placer

 

Un decreto promulgado en el año 2014 por el dictador y actual presidente Pierre Nkurunziza, político de 53 años graduado en Educación y Deporte en la Universidad de Burundi, prohibió que los ciudadanos corrieran.

Según esta política, de esta manera evita que los rivales (disfrazados de runners) se manifiesten en carreras o se agrupen durante las prácticas para conspirar contra él.

Pero sus acciones no terminaron ahí. Nkurunziza continuó con su lucha política y siguió diezmando el deporte del running. Encarceló a los miembros del Movimiento Solidaridad y Democracia por fomentar actividades pedestres (carreras y maratones) que, según él, actuaban de fachada y lo que realmente buscaban era reclutar a posibles simpatizantes.

Continuando con las paradojas, vale decir que Burundi es uno de los países más pobres del mundo, y prohíbe uno de los deportes más accesibles.

Una de las principales razones de la crisis económica en la que está sumergido el país es por la falta de salida al mar. La nación está rodeada por Ruanda, Tanzania y Congo. Además, un 80% de los once millones de habitantes son pobres.

Burundi en JJOO

En Burundi está prohibido correr, pero ha participado en Juegos Olímpicos: el país tiene dos medallas. Una de oro, conseguida en Atlanta 1996, y otra de plata en Río 2016. Ambas en atletismo.

Además, en el último Mundial de Atletismo de Londres la atleta Francine Niyonsaba se llevó la medalla de plata en la categoría de 800 metros.

¡Compartir por correo electrónico!