Recibe nuestra newsletter y entérate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Lorena Ramírez dice adiós al sueño europeo

Lorena Ramírez, la primera mujer de la etnia rarámuri en participar de una ultramaratón en Europa, abandonó la carrera Tenerife Bluetrail, España, en el kilómetro 55 (de 97) debido a un fuerte dolor en la rodilla.

La rarámuri de 22 años causó sensación tras ganar el primer lugar en el ultramaratón de Cerro Rojo, recorriendo en huaraches y vestido sus 50 kilómetros en tan sólo 7 horas y 3 minutos.

La mexicana, oriunda de Rejogochi, Chihuaha, corrió con uno de los vestidos típicos de su pueblo, de color blanco, y con huaraches, como es costumbre, ya que los tenis le parecen pesados y resbaladizos para el tipo de terreno al que se enfrentó en la carrera.

Lorena estuvo acompañada por su hermano Mario Ramírez, ya que ella no habla mucho español, por lo que fue al mismo tiempo su representante y traductor. Ambos compitieron en la prueba, pues siempre corren juntos.

Lorena y su hermano viajaron a la isla española con un sueño: terminar el Tenerife Bluetrail. Comenzaron la competencia en buen estado y convencidos de poder terminarlo, pues según declaraciones de la misma Lorena, el terreno era muy parecido al lugar donde vive y donde normalmente ha competido.

 

Ver más

Top 8 maratones diferentes

Mujer tarahumara gana ultramaratón en sandalias

Nike Unlimited Stadium: una pista ultra moderna en Filipinas

 

Sin embargo, las cosas no sucedieron como lo tenían planeado. Fue un poco después de superar la mitad de la carrera que Ramírez tuvo que dar por terminada su participación debido a un fuerte dolor en la rodilla, que le impidió continuar y alcanzar la meta.

Lorena fue llevada en helicóptero para recibir ayuda médica y, afortunadamente, después de ser revisada por los doctores no se detectó ninguna lesión de gravedad. Por su parte, Mario sí logró concluir el recorrido, pero no obtuvo ninguno de los primeros lugares.

Los ganadores fueron Yeray Durán en la categoría masculina, con un tiempo de 11h29m47s, y en la categoría femenil la francesa Christelle Bard con una marca de 13h58m.

Ramírez no llevó un entrenamiento específico, ya que en su día a día recorre unos 15 kilómetros caminando o corriendo por las montañas rocosas de Chihuahua para cuidar de sus vacas y chivas. Hoy en día es considerada como una de las más rápidas corredoras de larga distancia de la comunidad rarámuri o tarahumara. Su dieta no es muy elaborada: se alimenta a base de agua de pinole, frijoles y tortillas de maíz.

Lorena pasará a la historia por haber logrado llegar a este ultramaratón, y aunque en esta ocasión el final haya sido amargo, no desistirá hasta alcanzar el sueño de ser la primera mujer de “pies ligeros” en conquistar una meta internacional.

¡Compartir por correo electrónico!