Recibe nuestra newsletter y entérate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Resistencia aeróbica: 4 consejos insuperables para mejorarla

Foto:Resistencia aeróbica

No todos los corredores aspiran a podios y medallas, pero el deseo de evolucionar en el deporte está de alguna manera siempre presente, ya sea en distancia o velocidad, intentando mejorar la resistencia aeróbica.

¿Te gustaría correr mejor, ir más lejos o más rápido? Estos son algunos consejos para aumentar la disposición y aumentar tu resistencia.

Verás que sólo basta una buena dosis de determinación y disciplina para lograr tus metas en la práctica del running.

 

Ver más

Entrenar rápido o lento, ¿qué es mejor?

Entrenamientos dobles, ¿son para todos?

Máscara de entrenamiento: ¿para qué sirve?

 

4 pasos para mejorar la resistencia aeróbica

1. Calentamiento

Es una manera de preparar el cuerpo para recibir la carga de ejercicio. Al comenzar a calentar, aumenta el ritmo poco a poco y planifica las distancias para calcular el ritmo que mantendrás.

La fatiga excesiva en los músculos puede disminuir la resistencia y ponerte en riesgo de sufrir una lesión.

2. Respiración

Cuando la respiración se hace correctamente llega más oxígeno a los músculos y, por lo tanto, más resistencia y disposición para la corrida.

Para mejorar la resistencia, la respiración del corredor debe ser por el abdomen, y no por la parte superior del pecho (tórax).

La respiración torácica puede ser un hábito difícil de cambiar, sobre todo cuando tenemos la intención de mantener un buen ritmo.

Lo ideal es trabajar la respiración abdominal (que es la forma más natural de respirar y también lo que nos permite absorber más oxígeno), preferiblemente fuera de la corrida, en las actividades diarias. Y luego practicarla durante la ejecución.

3. El descanso para la recuperación

¿Has escuchado que el descanso también forma parte del entrenamento? Pues así es. Al final del ejercicio, el cuerpo necesita descanso e hidratación para volver a la normalidad.

Quien no descansa, difícilmente rendirá bien en el próximo entrenamiento. Al final de la corrida, asegúrate de hacer series más largas de estiramiento para relajar los músculos.

Trata de hacer cada estiramiento durante 10/30 segundos sintiendo cómo los músculos se alargan.

4. Practica otras actividades aeróbicas

Es muy beneficioso para el cuerpo hacer un descanso activo. Mover tu cuerpo practicando otro deporte –con ayuda de otros grupos musculares– es una manera de mejorar la resistencia.

Sube las escaleras y prueba algunos otros ejercicios aeróbicos, como la cuerda de saltar o andar en bicicleta.

Igualmente, quien corre no se puede olvidar de la musculación, ya que las piernas, los brazos, los hombros, los músculos abdominales y lumbares fortalecidos (núcleo o core) ayudan a mantener el movimiento correcto y evitar lesiones y el dolor no deseado.

excluir cat: , desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!