Recibe nuestra newsletter y entérate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Células madre para recuperar lesiones en runners

Los deportistas que practican running siempre han estado expuestos a distintos tipos de dolencias, que ahora también pueden tratarse con terapia con células madre.

Lesiones en los cartílagos y los tendones son las más frecuentes entre los corredores. Éstas son generalmente tratadas con fisioterapia, analgésicos, antiinflamatorios o estiramientos. En casos graves, se recurre a la cirugía, que puede acortar la vida útil del deportista y generar un complejo período de recuperación.

Por otra parte, la terapia con células madre permite recuperar lesiones en un menor lapso de tiempo. Esto, debido a su poder regenerador, eventualmente sin secuelas ni cicatrices, evitando acortar la carrera del runner. Así mismo, no tiene efectos adversos, ya que en muchos casos las células son extraídas de la misma persona.

 

Ver más

Foam roller: usos y beneficios

Rutina de alto impacto para corredores con sobrepeso

El entrenamiento intenso también es necesario después de los 40

 

Muchos deportistas están optando por este tipo de tratamientos. Una de ellos es la velocista chilena Fernanda Mackenna.

“Para mí, es importante estar lista ante cualquier lesión y poder recuperarme más rápido. Tener este respaldo significa tranquilidad para mí como deportista y, claro, para mis huesos, músculos y cartílagos, ya que tienen la posibilidad de recuperarse con mayor facilidad en caso de lesión”, afirmó.

Según expertos, este tratamiento obtiene resultados óptimos en los deportistas. El director médico del Banco de Células Madre VidaCel, Alejandro Guiloff, comentó que “el tratamiento de lesiones en huesos y articulaciones con células madre permite lograr una recuperación más rápida, con menor tiempo de convalecencia, disminuyendo la inflamación y, por lo mismo, el dolor provocado por la lesión. De esta manera, el paciente puede retomar rápidamente sus actividades cotidianas y deportivas”.

Células madre, posible alternativa

Generalmente, estas células son obtenidas del tejido graso de las personas o de su médula ósea. Cuando su cuerpo no es la mejor fuente para conseguirlas, se recurre a las de un recién nacido o donante vivo sano.

Para Guiloff, la criopreservación de células madre “es una oportunidad única para que las personas cuenten con un importante respaldo, que podría ser de utilidad para tratar distintas enfermedades u otros problemas asociados a actividades deportivas. La proyección es que, con el tiempo, se validen cada vez más tratamientos, que hoy son más de 90, permitiendo ofrecer una solución a diversas patologías”.

Sin duda, una alternativa cada vez más real y cercana para salvar la propia vida o la de un familiar.

¡Compartir por correo electrónico!