Recibe nuestra newsletter y entérate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

¿Estresado? Relájate con este entrenamiento

Suele suceder, sobre todo a esos deportistas que además son empleados y tienen demasiada responsabilidad en sus tareas diarias. A veces es complicado poder combinar la vida laboral con la vida deportiva que nos gustaría llevar.

Pero no todo son malas noticias: organizándote bien, puedes terminar con el estrés laboral y mejorar tus relaciones personales, familiares y amorosas con tan sólo una hora al día. Uno de los deportes más sencillos de practicar, es correr. Corriendo puedes no sólo relajarte, sino despejar un poco tu mente y generar unas cuantas endorfinas, que te ayudarán a sentirte mejor.

Con que lo practiques tres veces por semana, estarás mucho menos estresado. Aquí te damos unos ejemplos de cómo puedes hacerlo:

Martes. Comienza tu día con unos 30 a 45 minutos trotando, no pienses en tu ritmo, sólo corre despreocupado y disfrutando de tu música favorita, o simplemente del sonido de tus pasos y tu respiración. Enfócate en que sea un momento placentero para ti. Despeja tu mente, trae pensamientos positivos para empezar un buen día.

 

Ver más

Errores comunes al comer después de correr

6 errores por los que no pierdes peso

Cómo motivarnos para correr

 

Jueves. Puedes tratar con un circuito de cardio, combínalo con natación, bicicleta y elíptica o remadora. Por ejemplo: comienza con 15 minutos en la alberca, haciendo unas series con tu modalidad favorita (pecho, crawl, mariposa). Después sal y entra a alguna clase de spinning o simplemente pedalea unos 20 minutos. Terminando esto, ve a una remadora o a una elíptica (lo que más te apetezca en ese momento) y completa otros 20 minutos de actividad. Puedes hacer dos series o una, según cómo te sientas más cómodo. Después date una ducha, cena y a dormir.

Sábado o domingo. Elige el día que prefieras y date la oportunidad de realizar una carrera medianamente larga. Según donde te encuentres, sal a correr o trotar a un bosque o montaña, corre suave y disfruta del paisaje, los olores del lugar y si te gusta correr con música, ármate un buen playlist para ese momento. Si prefieres, puedes hacer lo mismo en bici. Elige una de las dos actividades y hazlo por al menos una hora. Después date un buen baño, regálate un desayuno rico y a disfrutar tu fin de semana.

Con estos sencillos consejos, lograrás sacar el estrés al que te enfrentas todos los días y te sentirás con más energía.

¡Compartir por correo electrónico!